Cambió la población afectada

En la segunda ola el coronavirus ataca también a los más jóvenes y hay un número elevado de camas ocupadas en los centros de salud

Una de las características de la denominada "primera ola", era que la población afectada con mayor gravedad eran pacientes con más de 60 años y enfermedades de base. Según el informe brindado este martes en la tarde por la Presidenta del Comité de Crisis de San Luis, María José Zanglá, ahora dos tercios de los diagnosticados con Covid-19 tiene entre 19 y 49 años y también subió la tasa de mortalidad en esa población. Dio cifras preocupantes en relación a la ocupación de camas en los hospitales de la provincia con "pacientes covid y no covid".

“Actualmente, el 66,12 % de los pacientes que diagnosticamos tienen entre 19 y 49 años, una gran mayoría de ellos se complica con neumonías bilaterales asociadas a COVID-19 que requieren de ingreso hospitalario, y hay un grupo de ellos que, en este momento, está internado en la Terapia Intensiva del Hospital San Luis”.

“Hay pacientes de entre 31 y 36 años que se encuentran ventilados y ninguno de ellos tiene factores de riesgo, son pacientes jóvenes, con vida social activa. El 66 % se nuclea en pacientes entre 19 y 49 años”, destacó Zanglá en la apertura de la rueda de prensa.

“En cuanto a las tasas de ocupación en los hospitales que en este momento nuclean en el sector público la asistencia de pacientes moderados y críticos de Coronavirus, al día de la fecha, en el Hospital San Luis, entre patologías Covid y no Covid, su terapia tiene una ocupación del 74 %. El ‘Juan Domingo Perón’, entre pacientes Covid y no Covid, su ocupación es del 67 %. Y el ‘Madre Catalina Rodríguez’, en su terapia intensiva, tiene una ocupación del 57 % entre pacientes Covid y no Covid. En el área de moderados, el Hospital San Luis tiene una ocupación del 92 %, el ‘Juan Domingo Perón’ tiene una ocupación del 76 % y el ‘Madre Catalina Rodríguez’ tiene una ocupación del 83 %”, remarcó la funcionaria.

“Cuando nosotros explicamos las camas, estamos hablando de unidades Covid y no Covid. Nosotros podríamos generar, incluso más camas, pero va en desmedro de la asistencia no Covid. En este momento, nosotros, al tener actividad plena, la accidentología la tenemos que cubrir, los pacientes con cáncer tienen que ser operados, los pacientes con ACV se deben asistir, a un paciente con un infarto se lo debe asistir, el abdomen agudo se debe operar. Nosotros no podemos cortar la asistencia de pacientes no Covid para asistir solo a quienes tienen Covid. Si las políticas sanitarias para tratar de frenar la circulación están dadas por testeos masivos, diagnóstico y de la mano del diagnóstico va el aislamiento y de la mano del aislamiento se cortará la cadena de contagio”, destacó.

“Debemos, ante todo, bajar la circulación del virus, no solamente porque el virus genera contagio, internados, y nos genera muertes. Si nosotros sostenemos la circulación viral, el virus sigue la Ley de Darwin, que es el de selección natural, el virus va a a mutar para sobrevivir, o sea que vamos a generar nosotros mutaciones. Uno de los objetivos más importantes es bajar la circulación y que el sistema sanitario atienda y pueda dar respuesta, pero debemos bajar la circulación para evitar mutaciones”, subrayó la médica.

 


 

 

 

 

 
   
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html