El juicio terminó el martes

Condenaron a un septuagenario a seis años de prisión domiciliaria por abusar de un niño

La Cámara Penal N° 2 Residual de la Primera Circunscripción condenó este martes a un hombre a 6 años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal. La pena se deberá cumplir bajo la modalidad de prisión domiciliaria en atención a las distintas probanzas presentadas en la causa. La víctima fue un niño de 5 años, nieto de la pareja del acusado. El tribunal de la Cámara Penal N° 2 Residual emitió el veredicto este martes al mediodía y fue votado por unanimidad.

El hombre condenado tiene actualmente 71 años y presentó certificados médicos de padecer insuficiencia cardíaca, disnea y tener colocados stents. “Pido perdón si he causado alguna molestia pero no hice nada de lo que me acusan”, dijo ante los jueces.

Según la denuncia, el abuso se cometió en junio de 2013 en una vivienda de la ciudad de San Luis, donde funcionaba, en la parte delantera del lote, una iglesia evangélica. Allí vivían el imputado y su pareja. La condena la deberá cumplir en ese mismo inmueble, ubicado sobre calle 9 de Julio al 2000. De acuerdo a uno de los puntos del veredicto, ante el primer incumplimiento de la prisión domiciliaria se revocará el beneficio.

Cesar Aníbal Gonzáles, de 71 años, fue hallado culpable del delito de “Abuso sexual con acceso carnal” en perjuicio del nieto de su expareja.

Según quedó constatado en la Cámara Gesell, los hechos sucedieron en al menos tres ocasiones durante 2013 cuando el hombre quedó al cuidado de la víctima -quien en ese momento tenía 5 años- debido a que su abuela estaba internada por un posoperatorio.

El pequeño detalló que todo sucedió en la casa del acusado, en la calle 9 de Julio de la ciudad capital, donde funciona una iglesia evangélica.

El tribunal a cargo del debate estuvo integrado por Hugo Guillermo Saa Petrino, Fernando de Viana y Adriana Lucero Alfonso. La camarista siguió el desarrollo de la audiencia de forma virtual. Como fiscal de Cámara actuó Fernando Rodríguez, mientras que el imputado fue representado por el Defensor de Cámara, Esteban Sala. Como Defensor de Niñez, Adolescencia e Incapaces actuó Sebastián Privittera, quién representó a la víctima.

En sus alegatos, el fiscal Rodríguez pidió 7 años de prisión para el acusado mientras que Sala, su defensor, solicitó la absolución por el beneficio de la duda.

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html