Fracasó la negociación del jueves

Viernes y sábado sin transporte en la provincia por paro de la UTA

El paro de la totalidad de los choferes que prestan servicio en la provincia, en solidaridad con los despedidos en las empresas María del Rosario y Sol Bus, había sido convocado desde el 29 de diciembre por 72 horas, pero una audiencia de conciliación prevista para el mediodía del mismo jueves había frenado la medida. Ante el fracaso de las negociaciones la Unión Tranviarios Automotor ratificó la huelga para el 30 y 31. Los únicos que no adhieren son los empleados de la empresa capitalina Transpuntano, que presta el servicio urbano.

El miércoles último se realizó una audiencia en la justicia laboral y se pasó a un cuarto intermedio hasta el mediodía del jueves. Ayer hubo actividad normal en el servicio de transporte interurbano, pero el paro quedó sujeto a las negociaciones de la víspera, que resultaron infructuosas.

La UTA tomó esta determinación tras el extenso conflicto con el grupo empresario María del Rosario, que en medio de una conciliación obligatoria despidió masivamente a los choferes que reclamaban.

El detonante del segundo paro total fue el despido de alrededor de 30 choferes que las empresas María del Rosario y Sol Bus, del mismo grupo, realizado en medio de la conciliación obligatoria dictada por Relaciones Laborales, pero el conflicto ya llevaba casi dos semanas de paro total, pero circunscripto a esas empresas.

El lunes 19 los puntanos sufrieron la primera medida en todo el territorio, pero las negociaciones se empantanaron, Relaciones Laborales se declaró incapaz de resolverlo y envió el expediente al Juzgado Laboral que conduce el juez Rodolfo Fagés.

En la antevíspera se realizó una nueva reunión que pasó a cuarto intermedio hasta ayer al mediodía, pero nuevamente fracasó el entendimiento entre la UTA y la patronal y este viernes y sábado se concretará la segunda medida de ese tenor en la provincia.

Desde el gobierno informaron que la Secretaría de Transporte había notificado a las empresas que debían cumplir con el cronograma de emergencia que debe preverse para estos casos.

Debido al clima tenso que existe, donde por ejemplo Mariano Estrada, el Presidente de la empresa municipal capitalina Transpuntano SAPEM, ha denunciado amenazas y cuatro colectivos de esa prestadora han sido apedreados el martes en la noche, no da garantías de que tampoco ese esquema de emergencia se preste.

En Transpuntano fueron los choferes los que decidieron en asamblea no sumarse a la medida de fuerza, al igual que sucedió el lunes 19 de este mes cuando ocurrió la primera, pero ahora hay denuncias de presiones, como la que dejó sentada en la justicia Estrada en la jornada del miércoles y después pidió protección policial para garantizar la salida de los colectivos.


 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html