Cristina en Honduras: "Ya no hacen falta golpes militares, ahora hay que conseguir jueces educados en comisiones y foros"

La vicepresidenta, que viajó para la asunción de Xiomara Castro y ya emprendió el regreso a la Argentina, se presentó en una conferencia en la Universidad Autónoma Nacional de Honduras y se mostró enfática en defender el rol de la democracia en América Latina, cuestionando duramente el rol de algunos jueces: "Del mismo modo que se financiaban golpes militares, se financian golpes judiciales".

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó miércoles que "de la misma manera que se financiaban golpes militares" en el siglo XX "se comienzan a financiar los golpes judiciales en América Latina", y advirtió sobre un intento de volver a instaurar el neoliberalismo en la región.

 

"De la misma manera que se financiaban golpes militares" en el siglo XX "se comienzan a financiar los golpes judiciales en América Latina", sostuvo la vicepresidenta y añadió: "Ya no hacen falta golpes militares, ahora hay que conseguir jueces educados en comisiones y foros".

Para la expresidenta, "los jueces juzgan no de acuerdo a las leyes sino a la ideología y los intereses que siempre están en contra de los intereses de las grandes mayorías".

Fernández de Kirchner dictó una conferencia titulada "Los pueblos siempre vuelven" en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, en la ciudad de Tegucigalpa, adonde llegó el martes último para asistir a la asunción de la presidenta electa de ese país, Xiomara Castro.

En su discurso, Fernández de Kirchner sostuvo que en el año 2009 la Organización de Estados Americanos (OEA) "se ponía al frente para defender las democracias en América Latina y no para voltearlas", al referirse, sin mencionarlo, a la participación de ese organismo en el golpe de Estado perpetrado en Bolivia en 2019.

CFK afirmó que su presencia en Honduras implicaba "confirmar el título" de la clase magistral, en referencia a la convocatoria "Los pueblos siempre vuelven", y destacó en ese aspecto la victoria del candidato Gabriel Boric en Chile.

También rememoró que "a fines del siglo XX, luego de haberse impuesto el neoliberalismo en toda la región, con la tragedia social, económica y de disgregación nacional, comienzan a surgir nuevos movimientos populares y nacionales, con otros nombres y protagonistas, pero con el mismo objetivo de siempre: la autodeterminación de los pueblos".

Asimismo, observó que "se pretende analizar lo que pasa en un continente como Latinoamérica con las categorías de pensamiento europeo".

Por otro lado, la vicepresidenta advirtió que "cuando se suprime al Estado "aparece el narco", una problemática que debe combatirse, dijo, con "trabajo, salud, educación, escuela y progreso" para la sociedad.

"Vuelven a querer instalar el neoliberalismo en la región, que pugna por el achique del Estado, y los libertarios quieren suprimir el Estado, pero ¿qué pasa, y qué pasó, y qué está pasando en la región cuando se instalan estas doctrinas neoliberales? Aparece el narco", planteó.

"La desaparición o reducción a una mínima expresión del Estado, lejos de traer seguridad y bienestar, trae otras cosas", dijo, y ejemplificó con "la falta de regulación del Estado para controlar cómo se hace la explotación comercial en materia de minería y petrolera".

"El gran desafío que tiene la región, y el mundo, es ver cuáles son los graves problemas que hoy acechan", dijo y llamó a que "los bancos de las grandes potencias dejen de lavar las formidables fortunas que hacen los narcotraficantes".

Por último, señaló que "todavía hay machismo en nuestras sociedades y en nuestros propios compañeros", y pidió apoyo para Xiomara Castro, a quien, dijo, "le espera una tarea doblemente difícil por ser mujer".

"Es muy difícil porque cuando una mujer, además de pintarse, peinarse y ponerse una atuendo, piensa, y se atreve a decirlo en voz alta, se lo perdonan bastante menos que a los hombres", reflexionó la vicepresidenta.

Las reuniones

La vicepresidenta también mantuvo el miércoles una reunión con la exmandataria de Brasil Dilma Rousseff y con la hija del fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez, María Gabriela Chávez, quien había oficiado de primera dama de ese país tras el divorcio de su padre con su primera esposa Nancy Colmenares. Rousseff y Chávez habían asistido a la Conferencia Magistral.

Fernández de Kirchner tuvo luego una reunión bilateral con Xiomara Castro en el Comando de Traspaso de Mando, donde ambas abordaron "una agenda a futuro y destacaron los lazos de amistad que une a ambos países", consignaron fuentes oficiales.

La delegación que acompañó a la vicepresidenta estuvo integrada por el diputado Eduardo Valdés (Frente de Todos-CABA) y el senador Adolfo Rodríguez Saá (Frente Unidad Justicialista-San Luis), quienes presiden las comisiones de Relaciones Exteriores de sus respectivas cámaras; la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; y el exsecretario general de la Presidencia y actual senador Oscar Parrilli (FdT-Neuquén).

 

 

 

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html