Carrió "sabía y no quiso denunciar"

Osvaldo Marasco, quien fuera postulante a la intendencia de Ituzaingó por Cambiemos, aseguró que la legisladora se negó a hacer públicas las irregularidades sobre los aportes truchos.

Luego de las primeras revelaciones, que demostraron que en 2017 se utilizó a beneficiarios de planes sociales para hacerlos figurar como aportantes a la campaña, salieron a la luz denuncias referidas a la campaña de 2015. En ese caso, lo que se hizo fue colocar los nombres de los candidatos de la propia fuerza como si fueran ellos los que donaron el dinero de origen flojo de papeles.

Uno de ellos involucró en su denuncia a Elisa Carrió. Fue Osvaldo Marasco, ex candidato a intendente de Ituzaingó en 2015 por Cambiemos, que estuvo a solo 1500 votos de destronar al peronista Alberto Descalzo.

"Yo creía mucho en Lilita Carrió por sus denuncias y demás", contó Marasco en una entrevista con El Destape. "Pero ahora resulta que las denuncias de Lilita Carrió son para cuando ella quiere", agregó.

Y contó lo sucedido: "Esto yo se lo dije el año pasado. Se lo dije a Paula Olivetto en persona. Y ellas dijeron 'bueno, esto nosotros no lo podemos denunciar'".

Además, tal como había denunciado durante la semana, Marasco confirmó que todo el tema de los fondos lavados a través de aportantes truchos se manejaba desde un bunker en Vicente López, comandado por Jorge Macri, donde María Eugenia Vidal tenía su propia oficinal.

“Yo mismo figuro con 50 mil pesos de aporte en el 2015, y no los puse ni hay ningún documento donde figure la transacción, que por supuesto tampoco es parte de mi declaración jurada correspondiente”, dice Marasco a Página12.

El empresario se puede convertir en una pieza clave de las causas judiciales en marcha porque fue candidato a intendente de Ituzaingó, una pelea que perdió con el peronista Alberto Descalzo.

Después de la primera investigación del periodista Juan Amorín en El Destape, y del aluvión de aclaraciones que partió de la gente que quiere despegarse de cualquier delito, ya trabajan en el tema los fiscales Jorge Di Lello y Carlos Stornelli y los jueces Sebastián Casanello y Ernesto Kreplak.

“Los que desde el oficialismo quieran decir que lo que afirmo no es verdad, que presenten las declaraciones juradas de 2016 y, en el PRO, los recibos numerados. Van a ver que no hay recibos míos, porque yo no participé de todo eso. Y les hago una advertencia: traten de no mentir.”

Los datos que ya obran en poder de la Justicia revelan la existencia de un modus operandi con tres niveles de usurpación de identidad:

Los beneficiarios de planes sociales, con detalles biométricos supuestamente tomados de bases de datos del Ministerio de Desarrollo Social y del Anses.
Personas de clase media como docentes. Este diario publicó un caso el viernes, justamente de General Villegas.

Concejales del PRO en toda la provincia y candidatos. Los lectores ya conocen el ejemplo de Roberto Daniel García, concejal de Avellaneda que perteneció durante 14 años a la estructura territorial del PRO. Sería también el caso de Marasco y de dirigentes como Jorge Mas, candidato a intendente UCR-Cambiemos de Pehuajó.

Según Marasco, ese armado se montó porque había que buscar nombres para justificar “una parte de la plata grande, la que el PRO declaraba haber gastado”. Esa “plata grande” venía de empresas importantes.

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html