¿Alberto quiere la unidad del peronismo con el kirchnerismo, pero sin Cristina?

"El gobierno (de Mauricio Macri) se desestabiliza solo" aseguró Rodríguez Saá

Así sentenció Alberto Rodríguez Saá en una entrevista que le realizó el periodista Alejandro Bercovich y su equipo, donde habló de la unidad del peronismo, la actualidad del gobierno nacional y una serie de temas que atañen, incluso a su actividad como artista. En el mismo programa negó que haya dicho que quiere hablar con Cristina Fernández de Kirchner, pero en las últimas semanas se ha visto rodeado de dirigentes del kirchnerismo -algunos cercanos a la ex mandataria y otros que dicen que la era de la ex presidenta ha terminado- y ha fustigado al macrismo por distintas razones. Insistió en la unidad del peronismo tras un acuerdo programático. El viernes disertó junto a dos dirigentes del Kirchnerismo en el Centro Cultural Puente Blanco.

En ese contexto, le preguntaron si sentía que era injusta la acusación que le hacían al peronismo de desestabilizar al gobierno y afirmó que "el gobierno se desestabiliza solo" y puso en duda su legitimidad de origen, a la que calificó de acotada, ya que en las paso estuvo por debajo, "en la primera vuelta perdió y recién en la segunda vuelta gana por muy poquito. Tiene una legitimidad propia muy cortita", aseguró.

Y después cuestionó lo de gobernar "para los grupos mas poderosos y abrir la grieta de la manera que la abre, con semejante carga de agresión, no pretenderá que la gente no se defienda".

Pero las declaraciones han estado a tono con las que tanto él como su hermano (aunque Adolfo ha estado más atemperado) vienen realizando y la estrategia que se visualiza de cara a las elecciones de medio término que tanto le preocupan al macrismo.

Noelia Barral, integrante del equipo, le preguntó sobre una supuesta afirmación del gobernador de que "quería reunirse con Cristina Kirchner" y le refutó sin medias tintas: "Yo no he dicho eso, no he dicho que me quiero reunir con ella (...) yo he dicho que tenemos que estar unidos, con un programa, que tenemos que estar todos adentro, que tenemos que ser racionales (...) que tenemos que presentarle al país una foto del futuro y caminar todos hacia ahí, con una gran renovación...", indicó.

El viernes, el Senador Adolfo Rodríguez Saá anticipó en un acto de la CGT que le pedirá al Presidente Macri una audiencia para el mes venidero para solicitar la prórroga de la Promoción Industrial en San Luis. Su hermano Alberto, el gobernador, había señalado también en una reunión con los gremios, que evaluaban expropiar las fábricas que cerraran y le pasarían el control a los trabajadores. Anoche, en una conferencia abierta al público, que compartió con los diputados del FPV Edgardo Depetris y Carlos Castagneto, cargó duro por la deuda que mantiene la Nación con la Provincia: “Yo no me arrodillo, no cedo un peso de la provincia de San Luis y exijo que nos paguen todo lo que nos deben”, dijo y analizó varios temas de la política nacional.

En dos actos paralelos realizados el viernes, Adolfo en Villa Mercedes y Alberto en la capital puntana, apuntaron sus críticas al gobierno de Mauricio Macri, aunque el Senador estuvo más atemperado y señaló en el acto con la CGT, que convocaría a los legisladores nacionales, a la dirigencia sindical y a las cámaras de industria y de comercio “y le vamos a pedir una audiencia al presidente, como hicimos en 1984 con la Promoción Industrial cuando hablamos con el Dr. Raúl Alfonsín” y recordó que en aquel momento tuvo una respuesta favorable del primer presidente de esta etapa democracia.

El jueves, en San Luis, Alberto se había reunido con dirigentes gremiales en la sede gubernamental de Terrazas del Portezuelo y, en el marco del denominado "Plan de lucha contra la pobreza" había anticipado que estaban evaluando la posibilidad de hacer expropiaciones y dar ayuda del Estado para que los trabajadores despedidos recuperaran su fuente de trabajo. Ejemplificó con Cerámica San Lorenzo, pero dijo que también puede pensarse en Herzo y Alpargatas, haciendo referencia a las tres últimas plantas fabriles que han cerrado en Villa Mercedes y Concarán.

En torno a Cerámica “San Lorenzo”, Alberto señaló que “la fábrica cerró le pagó a los empleados y todo estaba bien, después de unos meses nos cae la ficha que no era así. Les sugiero a los compañeros que hablen con el resto y si están en condiciones de trabajar y tienen todo en orden para que la fábrica arranque, la Provincia de acuerdo a la Ley de Promoción Industrial haría la expropiación y se la entregaríamos a ustedes”, les dijo a los dirigentes del sector en la reunión del jueves.

Anoche, en el ciclo de charlas organizadas por Radio del Plata, “El rol del movimiento popular ante las políticas del Gobierno nacional”, en el Centro Cultural Puente Blanco, de la que también participaron los legisladores del FPV Depetris y Castagneto, y estuvo presente el intendente kirchnerista Enrique Ponce, el gobernador volvió a cuestionar con dureza a Macri y consideró que “nos gobierna gente que está abriendo una enorme grieta y que quiere hacernos desaparecer; Macri lo ha intentado mucho, pero no lo va a poder lograr”, dijo el mandatario que aseveró que "viejos adversarios nos debemos comportar como compañeros".

Uno de los aspectos que cuestinó es el endeudamiento externo que lleva adelante Cambiemos: “Cuando Perón asumió en 1973 dijo que lo preocupaba la deuda externa que tenía Argentina, que era de US$5 mil millones; Isabel Martínez dejó el país con US$7 mil millones; la dictadura militar aumentó la deuda a US$47 mil millones, y Alfonsín la llevó a US$67 mil millones. En 16 años llegaron a aumentarla a 67 mil millones de dólares, pero Macri en un año y dos meses aumentó la deuda externa a 75 mil millones de dólares”.

“Queremos saber si hay alguna alcantarilla, una cuadra de pavimento, una escuela, un hospital, una plantación de árboles, algún alambrado o algo que se haya hecho con la deuda externa; nada de eso sabemos”, sentenció y aseguró que Macri lleva adelante una “política del deshacer, donde se imponen los valores de los grupos económicos concentrados”.

En torno a la situación del peronismo, Alberto hizo un llamado a la unidad “en un programa, todos juntos y sin egoísmos” y refutó a María Eugenia Vidal, cuando dijo que “necesita un peronismo dividido en tres”. “Señora, no va a tener el gusto: va a tener un peronismo unido”, desafió.


 

 

 

 

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html