Macri negocia para que las PASO no sean obligatorias

El Gobierno ultimaba las rondas de diálogo con los partidos políticos para terminar de definir si cuenta con el consenso necesario para aprobar una reforma al sistema de las PASO en el mismo paquete de cambios que incluirá la instauración del voto electrónico.

Fuentes del Ministerio del Interior confirmaron que la decisión "no está tomada porque aún faltan varias reuniones y consultas", y dejaron trascender su molestia por el hecho de que desde el bloque legislativo de Cambiemos se haya dado por cerrado un tema que aún no lo está.

"Es probable que se reformen las PASO para que sean optativas y la votación sea sólo por frente electoral y no combinándolos, pero todavía lo estamos tanteando con el resto", dijo un miembro del equipo de Interior abocado a la confección del proyecto.

La segunda opción -la menos deseada por la Casa Rosada- es enviar por separado el proyecto de reforma de las primarias más adelante, ya que la premura es con el cambio que implica la BUE: la capacitación y la implementación deben comenzar sí o sí en el segundo semestre de este año, apenas aprobada la ley.

Otro funcionario confirmó a Télam que el proyecto ya está escrito y que la reforma de las internas de los partidos figura en la parte final del borrador, que aguarda el visto bueno político (del secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, y del ministro Rogelio Frigerio) para ser enviado a la Secretaría de Legal y Técnica, que lo trasladaría al Parlamento la semana próxima.

La Casa Rosada quiere que el lunes próximo el presidente Mauricio Macri presente formalmente en el Centro Cultural Kirchner o en el Museo del Bicentenario la reforma, pero las demoras para alcanzar consensos y evitar un revés en el Congreso (la reforma electoral requiere una mayoría calificada) podría postergar ese anuncio oficial.

El jueves pasado, Pérez anticipó a Télam que el cambio en el sistema de primarias buscaba que la gente votara solamente en un frente electoral y no que pueda sufragar en varios (por ejemplo, votar para definir los candidatos a senador en una coalición y para diputados en otra).

Hasta ahora, el proyecto confeccionado tiene como artículo propio la regulación del debate presidencial (será obligatorio) mientras que el resto del articulado son modificaciones del Código Electoral y de las demás leyes que rigen el comicio.

La ley que el oficialismo llevará al recinto incluye además de la puesta en marcha de la BUE -que conlleva la adquisición de 120.000 máquinas de voto electrónico- el fin de las colectoras, la regulación de un debate presidencial obligatorio, la creación de un cuerpo de auditores informáticos propios de la Justicia Electoral y la reglamentación del rol del fiscal informático partidario.

 

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html