La convención de la UCR define hoy su estrategia electoral y a mitad de semana lo hará el massismo

Los sectores más duros del radicalismo piden romper con Cambiemos y presentar candidatos propios. El hombre de Tigre todavía no definió si va con el PJ, por su cuenta o ¿con Vidal?

Arranca una semana compleja para la política argentina y más aún para el gobierno de Cambiemos. Pero, en particular, serán cinco días de definiciones que pueden marcar el destino político de Mauricio Macri.

Además del paro nacional que la CGT llevará a cabo este miércoles, esta última semana de mayo es la del Convención Nacional de la UCR y del Congreso del Frente Renovador de Sergio Massa.

En el primer caso, con escenario en Parque Norte, este lunes los 347 convencionales del centenario partido tendrán que resolver si continúan en Cambiemos y aceptan sin chistar la candidatura de Macri a la reelección, o si hieren de muerte a la coalición gobernante. En este último caso hay dos opciones: la más moderada de las dos, aunque igualmente destructiva para el actual presidente, lanzada por el gobernador mendocino Alfredo Cornejo, es forzar una PASO entre Macri y otro candidato, que podría ir de Roberto Lavagna a María Eugenia Vidal.

En tanto, una tercera posición, liderada por dirigentes como Ricardo Alfonsín, Federico Storani y nada menos que el titular de la Convención, Jorge Sappia, plantea directamente patear el tablero, romper con Cambiemos y presentar candidatos propios, con nombres en danza como Martín Lousteau y Lavagna. que estaría dejando de lado su capricho de ser candidato sin pasar por una interna.

En cuanto a la opción con más posibilidades, parecería ser la que ata el destino radical al del magnate del grupo Socma. El vicepresidente de la Convención Nacional, Agustín Campero, indicó que "hay un consenso generalizado para ratificar Cambiemos".

Asimismo, este jueves 30 de mayo se estrenará el episodio Massa, con un congreso nacional del Frente Renovador que también tiene múltiples opciones delante: participar de una PASO en la alicaída Alternativa Federal, dar el salto al Frente Patriótico de Fernández-Fernández (se baraja desde una candidatura a gobernador hasta una interna con lista propia que enfrente a Alberto y Cristina) y hasta una lista propia que acuerde con la gobernadora Vidal un apoyo por medio de las listas colectoras si es que Macri anula el decreto que las prohibió.

Un caldo espeso, quizá el más complejo de revolver que haya protagonizado la política argentina en mucho tiempo.


 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html