Al igual que San Luis, Mendoza y Catamarca impondrán más restricciones para frenar los contagios

La segunda ola de Covid-19 se siente fuerte en provincias como San Luis, Mendoza y Catamarca, que en las últimas horas determinaron nuevas restricciones para frenar la circulación del virus y el aumento de los contagios.

Desde la madrugada del viernes en la provincia de Mendoza rigen mayores restricciones a la circulación de personas con el objetivo de evitar aglomeraciones en los grandes centros urbanos de la provincia.

Entre las nuevas medidas, el gobernador Rodolfo Suárez dispuso que las salidas para las compras en comercios y las reservas en restaurantes por terminación del número de documento (DNI) regirán todos los días de la semana.

Así, las personas con DNI terminados en 1, 2, 3, 4 y 5 podrán hacerlo los lunes, miércoles y viernes; los terminados en 6, 7, 8, 9 ó 0 podrán martes, jueves, sábados mientras que los domingos será hasta las 14:00 para el primer grupo y a partir de las 14:00 para el segundo.

El gobierno provincial también estableció la prohibición de realizar reuniones sociales en todos los espacios públicos y, dado que continúan abiertos bares y restaurantes, mantuvo el horario de restricción a la circulación entre las 23:30 y las 05:30.

El ministro de Gobierno mendocino, Víctor Ibáñez, advirtió en declaraciones a la prensa local que "hay un amesetamiento alto y la situación sanitaria es crítica", por lo que el objetivo de las nuevas restricciones es "es limitar un poco más la circulación como una medida gradual más para ver cómo impacta en los próximos días".

En nuestra provincia, el jueves en la noche se anunciaron una batería de medidas para frenar la segunda ola, que ya ha ocasionado 125 decesos durante mayo, hasta el día 14 -el peor de la pandemia- y 631 desde setiembre,cuando se produjo la primera muerte.

En San Luis, las clases presenciales serán suspendidas por dos semanas a partir del lunes venidero y el mismo día se habilitará anticipadamente un ala del nuevo Hospital Central "Ramón Carrillo" para atender a los pacientes con un cuadro moderado de coronavirus. La ocupación en las Terapias Intensivas está al borde de la saturación.

Distintos funcionarios provinciales han pedido a la comunidad que extreme los cuidados y también que se comporte de manera solidaria, para evitar la propagación. “Pedimos responsabilidad, empatía y solidaridad, porque solos no podemos contra el virus” dijo el viernes la jefa del Programa Asuntos Municipales e integrante del Comité de Crisis, Eugenia Cantaolube, quien alertó: “Hemos quedado en una meseta muy alta, con 500 a 600 casos positivos por día, generando una tensión sostenida del sistema de salud”.

Ayer el número de contagios dio un nuevo salto y se ubicó en 754, según el parte del Comité de Crisis emitido en la tarde/noche. El día anterior, la Jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur había hecho un llamamiento similar.

Por su parte, el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, confirmó que la provincia está "en semáforo rojo" y con una ocupación del 95 por ciento de las camas con oxígeno en el hospital de atención exclusiva a casos de coronavirus.

Jalil explicó que ese "semáforo rojo" surge del cruzamiento estadístico entre la cantidad de camas, los vacunados y los contagiados según el estudio epidemiológico.

"Entre ayer y anteayer hemos tenido 600 nuevos casos", precisó el gobernador en diálogo con el programa Ruleta Rusa que conduce Nancy Pazos por la radio Rock and Pop, al tiempo que sostuvo que sumará 20 camas al hospital monovalente porque las 120 que tiene están ahora ocupadas.

Según precisó el mandatario, ello se debe al alto nivel de la demanda de internación entre las personas menores de 40 años y remarcó: "ahora se enferma gente muy joven, de 40 años, con alguna comorbilidad y están más tiempo en la terapia intensiva".

Jalil indicó además que a partir del cruce estadístico de "contagiados con los vacunados" se observó que los que recibieron su dosis hace más de 30 días "no usan" el servicio de internación en su gran mayoría.

En este sentido, aclaró que algunos de los mencionados pacientes "se quedan en la casa con un control médico" y se les enseña qué hacer sobre el nivel de oxigenación mediante la entrega de "oxímetros" a los enfermos de Covid.

Además, el mandatario catamarqueño expresó su apoyo al proyecto de ley que debate el Congreso para otorgarle mayores facultades al presidente Alberto Fernández para administrar las medidas restrictivas de acuerdo al nivel de contagios.

"Cuando comenzó la pandemia hicimos un hospital monovalente con 120 camas con oxígeno, con buen resultado por el bajo nivel de letalidad", afirmó el mandatario tras precisar que en Catamarca hay "100 mil personas vacunadas".

 

 

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html