El domingo en el autodromo Carlos Bassi

Julián Santero ganó en “La Pedrera”

Julián Santero, con la Dodge del Coiro Dole Racing, se impuso de gran manera en la final del Turismo Carretera, en el Autódromo Internacional José Carlos Bassi. Matías Rossi, con el Ford del Nova Racing, y Agustín Canapino, el vigente campeón, completaron el podio respectivamente.

El mendocino, con un Dodge, se adjudicó la primera fecha de la Copa de Oro del Turismo Carretera que se corrió en Villa Mercedes. Segundo fue Matías Rossi y tercero, fue Agustín Canapino. La carrera estuvo parada por varios minutos por un accidente que involucró a varios pilotos y terminó con Emanuel Moriatis y Carlos Okulovich bajo observación médica por traumatismos.

La competición automovilística debió ser interrumpida, ya que cuando se corría la decimocuarta vuelta el auto de Emanuel Moriatis (Ford) impactó contra un muro provocando un múltiple choque, que involucró a Jonathan Castellano (Dodge), Carlos Okulovich (Torino), Juan Catalán Magni (Dodge) y Gastón Mazzacane (Chevrolet).

El piloto de Ford se llevó la peor parte, sufrió un traumatismo de pelvis, fue rápidamente trasladado al hospital que posee el Parque “La Pedrera” y permanecía internado en observación, aunque está fuera de peligro.

El doctor Rodolfo Balinotti señaló en diálogo con el portal Campeones que “Okulovich está con un traumatismo de cadera y pelvis, seguramente tiene una fractura, pero está lúcido y Moriatis está en observación, mientras que Catalán Magni tiene traumatismo de tobillo y testículo”.

Cuando se limpió la pista, Santero siguió como líder, seguido por Rossi, Canapino y Werner. Instantes después del reinicio, Santero se escapó de Rossi, lo que le permitió cantar victoria en el autódromo internacional del Parque “La Pedrera”. Matías Rossi y Agustín Canapino completaron el podio, mientras que Alaux y González se ubicaron cuarto y quinto, respectivamente. Completaron los diez Norberto Fontana, Nicolás Trosset, Emiliano Spataro, José Manuel Urcera y Nicolás Bonelli.

Una vez terminada la carrera, el mendocino le dedicó el triunfo a la hinchada de Dodge que vivió una fecha especial por la muerte del “Tati” Angelini la semana pasada. A modo de homenaje, el papá de Angelini fue quien entregó el trofeo al gran ganador de la primera fecha de la Copa de Oro.

El mendocino ganó una carrera vital que lo dejó como el mejor ubicado entre los tres pilotos de último minuto, con el casillero tildado de la victoria obligatoria para ser campeón, y apenas a siete puntos virtuales (por no estar en el selecto grupo de los doce) de Rossi, el líder de la Copa de Oro.

La carrera comenzó vibrante porque el joven representante de la estructura de Jakos supo cómo exprimir el potencial de la Dodge. Rápidamente le demostró a Rossi que iría en búsqueda del primer puesto y en el quinto giro trepó al liderazgo: salió firme de la última chicana antes de entrar a la quinta vuelta, se le puso a la par en la recta y antes de llegar a la curva uno, ejecutó el sobrepaso por adentro.

Tan contundente fue su ritmo después que, en seis giros, la distancia entre Santero y Rossi era superior a los dos segundos. La preocupación, entonces, del piloto del Nova Racing pasó a ser Canapino, desde la tercera posición.

Pero un golpe de escena tomó protagonismo en la vuelta número 13; Emanuel Moriatis, en el tránsito de la curva tres, se fue ancho, impactó contra el muro y volvió a la pista. Okulovich, el misionero del Maquin Parts, no pudo esquivarlo y también sufrió un fuerte golpe. Mazzacane, por evitarlos, levantó y entró en trompo. Castellano y Catalán Magni, que venían detrás, no pudieron evadir el golpe y también impactaron contra los autos de Moriatis y Okulovich, generando sus abandonos.

La carrera se detuvo con bandera roja por más de 20 minutos. Cuando se relanzó sólo quedaron 10 vueltas de velocidad.

Santero aceleró nuevamente y se escapó en el liderazgo hasta la bajada de la bandera a cuadros. Alaux, el oriundo de Pigüé, dio cuenta de Werner, trepó hasta la cuarta colocación y se le acercó a Canapino, que lejos estuvo de poner en riesgo la segunda posición de Matías Rossi.

El entrerriano que maneja la unidad de su propia estructura comenzó a perder rendimiento en las últimas dos vueltas y cayó en el clasificador hasta culminar décimo primero.

Nicolás González, Fontana, Trosset, Spataro, Urcera (en su regreso al JP Carrera) y Nicolás Bonelli completaron los diez primeros puestos, respectivamente.


 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html