El concejo pospuso la decision

Nueva Marcha de Vecinos en Quines contra el intendente

San Luis (Pelr) 17-09-08. El concejo deliberante de Quines pospuso anoche la sesión en la que debía analizar la situación del intendente Walter Gatica, quien recibió el repudio de los vecinos que se autoconvocaron en la víspera en la plaza Lafinur y de allí marcharon hacia el municipio.

"Mas de 400 personas se manifestaron anoche en la norteña localidad de Quines. Los vecinos autoconvocados se reunieron en la Plaza Lafinur y marcharon hasta el Edificio Municipal donde debía sesionar el Concejo Deliberante de Quines. El organismo postergó la sesion aduciendo falta de garantías", indica el relato de Quines Digital, el sitio en internet de la localidad del norte de San Luis.

Los ciudadanos esperaban "una respuesta de un pedido realizado en la marcha del último jueves donde se le solicitaba al organismo que actúen a favor del pueblo y pidieron que informen al mismo sobre la situación legal de juicios pendientes, perjuicio y consecuencias del mal asesoramiento recibido que “no hacen mas que demostrar que las autoridades municipales carecen de capacidad y moral, para los puestos que ocupan”", puntualiza el informe del sitio colega.

Además en aquella ocasión se le había solicitado a los ediles que “arbitren las medidas necesarias para que el Municipio no siga sufriendo el vaciamiento económico impuesto por la gestión del intendente Gatica, que actúe en consecuencia y se constituya en Comisión para abocarse a la investigación de los hechos que ponen en riesgo la situación del pueblo de Quines”.

Quines Digital señala que "en la agradable jornada de anoche no faltaron bombos, banderas -había dos gigantes que claramente decian “Gatica corrupto” y “El pueblo no se vende”- y una infinidad de cánticos".

Continúa dicendo que "desde un primer momento los concejales oficialistas intentaron dilatar o postergar la sesión. En un primer momento decidieron que la misma sea a puertas cerradas pese al descontento popular y, luego, ante el primer sonido de los bombos que provenía desde afuera decidieron llamar a un cuarto intermedio de media hora. En ese ínterin, la concejal oficialista Lolita Vera sufrió una descompensación y fue retirada del recinto".

"La siguiente hora y media fue de una tensa calma. Los concejales atrincherados con las puertas del recinto cerradas y los vecinos expectantes rodeando el lugar".

"Cerca de la medianoche, los concejales decidieron postergar la sesión “por falta de garantías” algo que claramente no ocurría y suspenderla para el jueves próximo".

"Los manifestantes molestos por esta decisión mostraron su descontento pero en un ejemplo de democracia, paz, calma y tranquilidad acataron la decisión y se marcharon cabizbajos. Una vez mas el Concejo Deliberante postergó una decisión que ameritaba se tomase en ese instante", finaliza dicendo.

Fuente: Quines Digital

 

 

 

 
   
Free counter and web
stats